Milagros Córdoba

El confinamiento por el coronavirus ha llevado a miles de panameños a reinventar su faena diaria y esto conlleva utilizar los dispositivos digitales para obtener la felicidad a través de la virtualización.