Panamá Nacionales -  2 de octubre 2020 - 21:26hs

“Hoy se le ha dado a mi acosador 70 meses de cárcel”, informa presentadora Piky Zubieta

Nimay González
Por Nimay González

La presentadora de televisión Piky Zubieta informó este viernes a través de un comunicado que se ha dictado una condena de 70 meses de prisión, por el caso de acoso sexual que fue denunciando por ella el año 2017.

 Embed      

En ese entonces, Zubieta denunció que ella y su hija eran víctimas de acoso sexual, por parte de un hombre (apodado the_gunman_507) que amenazaba con violarlas y matarlas.

“Hoy, 2 de octubre de 2020, después de casi tres año que puse la querella por el acoso cibernético que sufría de amenazas de violación sexual hacia mi hija y mi persona, amenazas de muerte dantescas hacia toda mi familia y múltiples mensajes desde cuentas improvisadas y perfiles falsos, se dio sentencia al creador de lo que él de refería como una simple broma estúpida… hoy se le ha dado a mi acosador 70 meses de cárcel” , indica Zubieta.

Hasta la fecha, el condenado se había mantenido bajo la medida de detención provisional desde el 10 de diciembre del 2019, cuando se le imputaron cargos.

El Ministerio Público dio a conocer que la condena de 70 meses de prisión por el delito de lesiones psicológicas, se dicto contra el señor David D’anelo Phillips Taylor mediante acuerdo de pena, además se estableció una pena accesoria de 60 meses consistente en el alejamiento de la víctima, su familia y a su dirección residencial, una vez cumplida la principal.

Por otro lado, Zubieta cuestiona que en Panamá no existe una ley contra el delito digital o cibernético, además de que como sociedad se están “normalizando las conductas anormales y no nos damos cuenta de que es parte medular del problema” , frente a esto señala que la forma de empezar a resolver esta situación es promover educación para todos, especialmente para que las nuevas generaciones sepan que el mal uso de las redes sociales pueden tener consecuencias.

“El hecho de que no hay reglamentación contra el acoso sexual cibernético me obligó a recurrir a otros delitos, que aunque lo pudieron ligar a lo que estaba sucediendo, no era la única ofensa que se había cometido. Necesitamos una legislación que enmarque los derechos y deberes de los que utilicen las redes sociales y penalice de manera ejemplar a los que hagan mal uso de ellas denigrando, intimidando o amenazando y escudándose detrás de cuentas falsas. El no legislar apropiadamente es atentar una vez más contra nuestra ya golpeada salud mental. Tenemos derecho a la libertad pero no olvidemos que tu libertad termina cuando atenta contra la libertad y derechos de alguien más” , enfatiza Zubieta.

 Embed