Violeta Edith Gaona de Cocherán

Nimay González

“Cuando me llamaron y me informaron que había sido escogida como la primera ciudadana que recibiría la dosis de vacuna contra la COVID-19, quedé sin palabras”, fueron las palabras de Violeta Edith Gaona de Cocherán, la enfermera de 59 años, quien el pasado 20 de enero se convirtió en la primera persona en ser vacunada contra el coronavirus en Panamá.

Expresa que al ser informada que sería la primera persona en ser vacunada, manifestó que “hay muchas enfermeras dando la batalla también. Sin embargo, me dijeron que en esta elección se tomaron en cuenta mis años de experiencia y el hecho de que estoy al lado de los pacientes y conozco cuál es la adecuada atención en estos momentos que estamos viviendo”.

Publicidad

Con una experiencia de 37 años de servicio como profesional de la enfermería en las diversas instalaciones de salud del país, Gaona de Cocherán, relata que desde niña soñó con ejercer esta profesión y que con mucho esfuerzo pudo cumplir su meta.

Nació en la ciudad de Panamá un 28 de septiembre de 1961 y obtuvo el título de licenciada en Enfermería y Especialista en Atención de Pacientes Críticos en la Universidad de Panamá en 1983; y entre los momentos más impactantes que ha vivido dentro de su carrera, Miss Gaona menciona la atención de pacientes durante la epidemia del sarampión en la sala de pediatría del Hospital Manuel Amador Guerrero en Colón y la epidemia de la cólera en las salas del Hospital Santo Tomás.

Señala que la pandemia del nuevo coronavirus ha venido a cambiarlo todo en cuanto al manejo de pacientes que se atienden en la unidad de estado crítico, desde las medidas de seguridad, las vestimentas que se utilizan y la vigilancia continua del trabajo; frente a lo cual recomienda a la población que independientemente de la llegada de las próximas dosis de la vacuna contra la COVID-19 al país, deben mantener todas las medidas de bioseguridad, seguir usando mascarillas, las pantallas faciales, utilizar el alcohol o el gel alcoholado, la limpieza en el hogar y el distanciamiento físico.

"He tenido momentos muy difíciles durante esta pandemia, a pesar de haber dado todo por nuestra parte, me ha tocado ver pacientes fallecer alejados de sus familiares", expresó Gaona.

Cabe mencionar que Gaona de Cocherán es madre de Auristela Cocherán (abogada) y Víctor Cocherán (chef), y actualmente es la jefa de la Unidad de Cuidados Intensivos del Hospital Santo Tomás.

Publicidad