Alrededor de 25 años, es el tiempo que lleva la Iglesia Católica, a través de la Comisión de Justicia y Paz participando como observadores en las Elecciones Generales del país. Esta vez estarán en 800 puntos del país con unos dos mil funcionarios para promover la paz y tranquilidad en esta contienda electoral.