AFP

Aunque Santa Claus nos tiene acostumbrados a verlo rodeado nieve y acompañado de sus renos, en esta ocasión cambió Laponia por las aguas del mediterráneo y se lanzó a surfear.