El ciclista costarricense, Henry Raabe, del equipo Coopenae-Movistar-Economy A, se coronó campeón de la XXXIII versión de la Vuelta a Chiriquí, con un tiempo acumulado de 22:05:01.