¿Cómo hacer autoexamen en los senos? Foto: Dreamstime

Raquel Bellini

El autoexamen es una medida importante para identificar cualquier cambio en las mamas o axilas. Este procedimiento preventivo debe ser realizado todos los meses, siempre después del periodo menstrual. Esto porque es en esta fase los senos están menos sensibles y, por esto es más fácil detectar cualquier alteración.

Durante el autoexamen, las mujeres deben estar atentas a cualquier modificación en el seno como irritaciones en la piel, dolor injustificado, retracción, enrojecimiento, descamación (piel similar a una cáscara de naranja) o secreciones.

Publicidad

Pero, si hiciste el autoexamen y detectaste algunos de estos síntomas, tranquila. Presentar alguna de estas alteraciones no significa necesariamente que tengas cáncer, pero es importante consultar a un médico lo más rápido posible para entender las causas.

También es importante tener conciencia que el autoexamen no es la respuesta para este problema. De acuerdo Augusto Chiari, doctor especialista en ginecología y obstetricia del Hospital Punta Pacífica, de Panamá, no siempre el cáncer de mama presenta síntomas. Él explica que en la mayoría de los casos las alteraciones solo surgen cuando la enfermedad ya está en estado avanzado. Por eso, además de hacer el autoexamen mensualmente las mujeres con más de 40 años también deben hacerse una mamografía preventiva anual.

Publicidad

La mamografía es una radiografía que sirve para detectar cambios o signos de cáncer en la mama de mujeres. Ella detecta nódulos que muchas veces no son perceptibles por medio del tacto.

A continuación te presentamos un gráfico que muestra el paso a paso de cómo debe ser realizado un autoexamen.

Instrucciones para practicar correctamente el autoexamen de seno.

Paso 1: Colóquese frente a un espejo, observe y revise ambos senos en busca de alteraciones, descamación o nódulos.

Paso 2: Mirando fijamente el espejo, coloque las manos detrás de la cabeza y presione los codos hacia adelante, observando si hay diferencias en la piel y en el pezón.

Paso 3: Coloque las manos sobre las caderas y haga presión firmemente hacia abajo, impulsando los codos y los hombros hacia adelante.

Paso 4: Levante el brazo izquierdo por detrás de la cabeza y con la mano derecha examine su mama izquierda.

Paso 5: Observe sus senos deslizando en forma circular los tres dedos de la mano alrededor del seno. Realice el mismo procedimiento en el seno derecho, ahora examinándose con la mano izquierda. Este paso puede realizarse acostada.

No olvides visitar a un especialista por lo menos una vez al año.

Foto: Dreamstime*

Publicidad

Publicidad