Raúl López Aranda

Hace 33 años la esperanza llegó a una comunidad indígena. Es un trabajo que riega la semilla y que ha cambiado vidas; una labor solidaria con resultados comprobados.