En la eliminación tuvieron que hacer un desayuno, en donde predominara el huevo. Ahora si no había tiempo de cometer errores, era tiempo de destacarse para sobrevivir.