Los chefs se trasladaron hasta la Ciudad del Saber para hacer un reto complicado. Deben replicar un plato con los ojos vendados.