EFE

Los pezones de distintas mujeres se convirtieron en bocas para protagonizar una campaña publicitaria que busca concienciar a la sociedad argentina sobre la importancia de la detección temprana del cáncer de mama, una enfermedad que produce cerca de 5.600 muertes al año en el país austral.