AFP

El mexicano Juan Pedro Franco pasa cada vez menos horas postrado en su cama. Con ayuda de una andadera especial para soportar su peso, el que fue el hombre más gordo del mundo aumenta sus pasos, pero lo que quiere es volver a caminar por sí mismo sin sofocarse.