AFP

Mientras Donald Trump retiró a Estados Unidos del acuerdo climático de París, California se ha comprometido a combatir el calentamiento global y prevé que para 2030 la mitad de su energía provenga de fuentes renovables.