Colombia promociona con sus "escarabajos" el turismo en bicicleta. Foto/Dreamstime

EFE

El éxito de ciclistas colombianos como Egan Bernal, quien en una accidentada etapa del Tour de Francia que fue neutralizada por nieve en la vía se convirtió este viernes en el nuevo líder de la carrera por etapas más importante del mundo, hace que el turismo en bicicleta "pedalee" con fuerza en el país andino.

Además de Bernal, del Ineos, entre los "escarabajos" del país cafetero que se destacan hoy figuran Nairo Quintana, que ganó ayer con el Movistar Team su tercera etapa en el Tour de Francia en los últimos tres años, y Rigoberto Urán.

Publicidad

A lo largo del tiempo, en las principales pruebas ciclísticas del orbe han figurado también el icónico "Lucho" Herrera, que emocionó a los colombianos entre 1982 y 1992 al conseguir 30 victorias internacionales, la más importante de las cuales fue la Vuelta a España 1987.

Otros que han hecho sonar el nombre de Colombia en los escenarios internacionales han sido, entre otros, Martín Emilio "Cochise" Rodríguez, Santiago Botero, Oliverio Rincón, Víctor Hugo Peña, Rigoberto Urán, Miguel Ángel López, Esteban Chaves, y Fernando Gaviria, apenas por mencionar algunos de brillantes resultados.

Publicidad

De este modo, desde la década de los años 80 empezó a gestarse una cultura de la práctica del ciclismo que se ha potenciado por la variedad de terrenos que ofrece el país con sus cinco diferentes pisos térmicos.

Así, las difíciles y cambiantes condiciones topográficas en las que entrenan los "escarabajos" han permitido que Colombia haya estado catorce veces en el podio con seis deportistas en la Vuelta a España, el Tour de Francia y el Giro de Italia.

Hasta el momento, en Colombia se han realizado eventos como el Giro de Rigo (2018), que contó con la participación de 12.000 personas, incluyendo el británico Chris Froome; el campeonato mundial de BMX en Medellín (2016) y el de Ciclismo de Pista (2014), en Cali.

Adicionalmente, la ciudad de Manizales, ubicada en el centro del país, será la sede, por primera vez en Suramérica, del Campeonato Mundial de Ciclomontañismo de la Unión Ciclística Internacional (UCI) en 2021.

De este modo, Colombia consolida hoy el nicho del turismo que atrae a viajeros de Estados Unidos y Europa, principalmente, para montar en bicicleta.

Este segmento del mercado, según la Organización Mundial de Turismo y la Asociación de Viajes de Aventura (ATTA, por sus siglas en inglés), genera en promedio 57.000 millones de dólares al año.

Al respecto, la presidenta de la entidad gubernamental ProColombia, Flavia Santoro, aseguró que "los turistas extranjeros gastan hasta 257 dólares diarios en turismo de bicicleta. En promedio, por siete días son casi 1.800 dólares, es decir 600 dólares más que el gasto regular de un viajero en el país".

De hecho, explicó, "se trata de un tipo de turismo con alta capacidad de gasto en el que concentramos los esfuerzos de promoción para atraerlos".

A los visitantes Colombia les ofrece 38 rutas para recorrer en bicicleta y llegar hasta los Parques Nacionales Naturales o los denominados Pueblos Patrimonio.

Igualmente, está en auge la industria de los "bike hotels", que ofrecen servicios como área de limpieza para bicicletas de montaña, alquiler, centro de información sobre rutas, préstamo de GPS, desayuno, reparación y guías.

Entre las razones por las que cada vez más los turistas del mundo buscan a Colombia para practicar el ciclismo se destacan rutas en donde se puede llegar hasta los 3.200 metros sobre el nivel del mar y el trayecto entre las dos ciudades más importantes del país, Bogotá y Medellín.

Asimismo, el recorrido por el Paisaje Cultural Cafetero, una región declarada Patrimonio Histórico de la Humanidad por la Unesco en 2011, en donde los visitantes aprovechan para degustar alimentos típicos como el bocadillo de guayaba y el agua de panela con queso, tradicional fuente de energía de los deportistas locales.

Específicamente, la denominada Ruta del Café, ideal para las bicicletas de montaña, se extiende por tres o cuatro días en las que, además del montañoso paisaje se disfruta de las haciendas en donde se siembra el grano y agua termales.

Otra opción para ciclistas "consagrados" es la de los pueblos de la colonia, un viaje de cinco días por los departamentos de Boyacá, Cundinamarca y Santander, en el centro y este del país.

Finalmente, se creó un "Recorrido Heroico", que consta de 1.000 kilómetros por los paisajes más espectaculares de Los Andes colombianos y que incluye el ascenso de 85 kilómetros al mítico Alto de Letras, uno de los más difíciles del mundo y prueba de la agilidad de las "escarabajos" colombianos.

Publicidad

Publicidad