Antes de iniciar la sesión plenaria, cuando el presidente Morales salió del hotel ubicado frente al Centro de Convenciones Atlapa hubo golpes, empujones e incluso un miembro de la seguridad aplicó una descarga eléctrica a un camarógrafo de Telemetro Reporta.