Esta campaña de solidaridad desea resaltar que Panamá es un lugar seguro y empático con los que han tenido que abandonar su patria.