Telemetro Telemetro Logo

Bebés y mascotas: ¿Convivir juntos?

Desde niña mi madre siempre me enseñó el amor que uno debe tener hacia las mascotas, siempre estuve rodeada de ellas; es por eso que hoy en día que soy madre, pienso que es muy importante inculcarle a nuestros hijos el amor hacia los animales, ya que de esta forma tendrán también a un amigo o amiga (dependiendo del animal) conforme van creciendo y eso los hace sentir felices.

Ahora bien, he escuchado siempre el tema de las defensas y la vulnerabilidad que pueden tener nuestros hijos cuando están recién nacidos, si están cerca de los animales o muy expuestos a ellos; es por eso que contacté a la especialista Ana Gabriela Lucas, médico pediatra, quien nos aclarará diversos puntos y nos brindará recomendaciones.

La doctora recomienda que los niños estén con mascotas desde pequeños y aseguró que pueden convivir en la misma casa pero evitar que tanto perros como gatos entren a su habitación los primeros dos meses, sobre todo por los pelos que pueden dejar en la misma.

"...no tanto por las alergias porque hay varios estudios que demuestran claramente que los chicos que crecen en ambientes como campos o rodeados de animales, tienen menos alergias a largo plazo que aquellos que crecen en un departamento sin ningún contacto con animalitos", informó.

Asimismo, la pediatra dijo que sí hay que tener mucho cuidado con las infecciones porque a veces los perritos y los gatitos se limpian con el hocico y luego lamen a los bebés. "Es por eso que allí si recomiendo tener más cuidado y no dejarlos tan expuestos, sobre todo a los bebés menores de 6 meses", señaló y a la vez advirtió que con los bebés que ya caminan también debemos ser cuidadosos y no dejar la comida y agua de las mascotas cerca, ya que es algo que les genera curiosidad y pueden acercarse con la intención de probarlo.

"Si un bebé crece al lado de una mascota, tiene mucho más confianza con los animales", aseguró la doctora.

Definitivamente es cierto y por experiencia propia les puedo contar que tengo a una perrita desde hace tiempo en casa y cuando estaba embarazada le hablaba y le decía que se acercara a mi barriga, ella es muy inteligente, lo que hacía era mover la colita y se alegraba; recuerdo cuando llegué a la casa con mi bebé recién nacida, lo primero que hice fue enseñarle a la bebé a mi perrita Alaska, para que así no existiera ese rechazo generado por los celos que pueden sentir los animales.

Desde ese momento aceptó a la bebé y conforme pasaron los meses las acercaba para que se fueran conociendo, claro, tengo a mi mascota en la parte de atrás de la casa pero no dentro de la casa, pienso que no es bueno porque es una raza que muda el pelo y cuando comienza ese proceso, deja pelos por todos lados; sin embargo, cada vez que la bebé está en la casa ya sabe dónde está Alaska y señala a la puerta para que la lleve a verla, se emociona y la quiere y viceversa, mi perrita la ve y le mueve la colita, con lo que si siempre soy cuidadosa es cuando la quiere lamer.

Pienso que es muy positivo el hecho de que nuestros hijos tengan una mascota, si tienen alguna experiencia con la suya en casa y sus bebés y quieren compartirla, pueden escribirme al correo electrónico creciendoconmamapanama@gmail.com. ¡Que Dios me las bendiga!

PERFIL

Marilyn Cejas de Miranda

Obtuvo la licenciatura en Comunicación Social - Mención Audiovisual, en la Universidad Católica Santa Rosa-Venezuela en el 2007; un año después estudió Locución en la Universidad Central de Venezuela. Simultáneamente con su carrera, cursó estudios de Actuación de Teatro y Tv, graduándose en la Casa del Artista-Venezuela. Ha realizado cursos de Oratoria, RSE, redacción, presentación de Tv, entre otros.

Decidió emprender este proyecto debido a un diagnóstico de ovarios poliquísticos y a su lucha para lograr un embarazo. Le apasiona escribir y cree fielmente es que ésta es una forma de ayudar, aunque sea un poco, a las mujeres que desean convertirse en madres.