"Misiones paz no deben tener intención política", ministro Defensa Chile

El Gobierno de Chile considera que las misiones de paz de Naciones Unidas "no deben tener una intención política, sino "servir al interés mundial de crear y mantener la paz".

Así lo dijo a Efe el ministro de Defensa, Jorge Burgos, horas antes de viajar a Bosnia Herzegovina para conocer en terreno la labor de los militares chilenos que integran la misión de paz de la ONU en ese país.

Tres años después de firmar la Carta que dio origen a las Naciones Unidas, Chile ya participó en 1948 en la segunda operación de paz de la organización, para supervisar la tregua en el conflicto entre India y Pakistán.

Posteriormente ha estado presente en las operaciones de paz de Kuwait, Cambodia, Irak, Timor Oriental, Haití, Chipre y Bosnia-Herezegovina.

"Nuestra participación en misiones de paz ha ido en aumento, particularmente en los últimos quince años", explicó el ministro Burgos.

En noviembre del año pasado, la Unión Europea aprobó un acuerdo para facilitar la participación conjunta con Chile en misiones de paz, el primer pacto de esta naturaleza entre el bloque comunitario y un país de América Latina.

A juicio del titular de Defensa, este compromiso refuerza la inserción Chile en el sistema de Naciones Unidas.

"Es una forma de colaborar que no sólo interesa a los países cercanos a un conflicto, sino a todos los que creemos en la paz y la democracia. Es un compromiso, pero también una obligación moral", destacó.

De los 193 Estados miembros de la ONU, sólo un once o un doce por ciento participan en misiones de paz y si se considera a los miembros del Consejo de Seguridad, el porcentaje baja al uno o dos por ciento.

"Estos porcentajes probablemente son indicativos de que hay un trecho importante de mejoría y mayor participación", reconoció el ministro de Defensa, pero "más que dar lecciones a otros", Burgos prefiere "fundamentar por qué Chile lo hace".

El Consejo de Seguridad de la ONU, del que Chile forma parte hasta finales de 2015, "es una buena instancia para tomar decisiones que den cuenta del objetivo fundamental, que es ayudar a la paz y la democracia", consideró.

"En esto hay que actuar de manera muy objetiva. No sería bueno que hubiera privilegios para una determinada consideración. Las misiones de paz no deben tener una intencionalidad política", enfatizó Burgos.

Las fuerzas que Chile envía a las operaciones de paz han recibido una formación para la guerra y el combate acordes con la capacitación para misiones de este tipo, asegura el ministro, especialmente tras la creación en el año 2002 del Centro Conjunto para Operaciones de Paz.

"Nosotros nos hemos tomado bien en serio este tema. Incluso con Argentina tenemos una unidad conjunta, que es la Brigada Cruz del Sur, que está preparada para eventuales requerimientos en algún lugar. Esto es algo bastante poco común. No creo que haya muchos ejemplos como éste en el mundo", destacó el ministro de Defensa.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes

Es momento de sentir, nuevamente, la adrenalina. #PonteC7