Patria Portugal es la nueva Defensora del Pueblo

PANAMA ( AP). Patria Portugal tenía apenas seis años cuando su padre Heliodoro desapareció en 1970, poco después de comenzar la dictadura militar.

Dos décadas más tarde, tras la expulsión del dictador Manuel Antonio Noriega por la invasión de Estados Unidos que puso fin a la era castrense en Panamá, Portugal emprendió una lucha para que se aclarase el caso y se hiciera justicia.

Tras una intensa lucha, logró que el Estado reconociera su responsabilidad en el desaparecimiento de su padre y pidiera perdón, tras una sentencia de la Corte Interamericana de Derechos Humanos.

Ahora espera el inicio de un juicio previsto para el 29 de julio contra siete ex militares, entre ellos Noriega, acusados de haber desaparecido y asesinado a su padre.

Patria, conocida en el país por su largo clamor para que se hiciera justicia en uno de los casos más emblemáticos de desaparecimiento durante la dictadura (1968-1989), se convirtió el viernes en la nueva Defensora del Pueblo de Panamá. El régimen castrense comenzó con el general Omar Torrijos en 1968 y concluyó con Noriega en 1989.

El presidente Ricardo Martinelli, un multimillonario conservador que llegó al poder en julio de 2009 tras derrotar al Partido Revolucionario Democrático del ex mandatario Martín Torrijos (2004-2009), hijo del general, pidió perdón en nombre del Estado a la familia Portugal en 2010.

Cuando el Congreso unicameral panameño debatía a comienzos del 2011 el nombramiento del nuevo Defensor, Martinelli dijo que deseaba que fuese una mujer y que " la indicada era Patria Portugal".

Cambio Democrático, el partido político de Martinelli, controla la mayoría del congreso.

La oposición cree que Martinelli y su partido se inclinaron por Portugal por el descontento de la activista con el gobierno de Martín Torrijos.

Cuando se conoció su designacíón en el Congreso, varios analistas de prensa dudaron sobre la independencia que tendría la Defensora del partido de gobierno y del propio Presidente.

" No tengo compromiso con nadie, sólo compromiso con la justicia", dijo Portugal en una entrevista a la AP. " No conozco un defensor del pueblo en el mundo que haya sido víctima del Estado. Estoy muy agradecida que se me haya dado esta oportunidad de poder ayudar a otras personas, a otras víctimas... porque nosotros por 21 años (1990-2001) hemos recorrido esta lucha en contra del Estado".

La vida de Portugal, de 47 años y madre de dos hijos, estuvo marcada desde su infancia por la desaparición de su papá, ocurrida el 14 de mayo de 1970, poco después de que hubiera sido liberado tras pasar un año en la cárcel por oponerse a la toma del poder por parte de los militares el 11 de octubre de 1968, con el general Omar Torrijos a la cabeza.

En ese entonces, Heliodoro Portugal era un dirigente comunitario veinteañero, "idealista" y que "sencillamente no estaba de acuerdo con el golpe militar y lo dejó en claro cuantas veces podía", según Patria.

Participó en las manifestaciones de 9 de enero de 1964, en las que estudiantes panameños se enfrentaron a la policía estadounidense de la antigua zona del canal. Protestaban porque no se izó la bandera nacional en una escuela del área.

En ese incidente murieron una veintena de panameños _hechos que resultaron cruciales para las negociaciones en las que los panameños exigían la soberanía sobre el enclave canalero.

Patria incluso cuenta que su papá, durante esa protesta, se trepó a un edificio con un rifle a dispararle a los helicópteros estadounidenses.

Omar Torrijos, que murió en un accidente aéreo en 1981, suscribió en 1977 con el Presidente de Estados Unidos, Jimmy Carter, los tratados que pusieron fin a la presencia militar de ese país y devolvieron el control del canal a Panamá.

Varios meses después de la invasión que expulsó a Noriega del país el 20 de diciembre de 1989, Portugal acudió a una fiscalía a poner la denuncia por la desaparición de su padre, "creyendo que en democracia se iba a hacer justicia".

Pero pasó casi una década con un proceso en los juzgados que no dio resultados, hasta que sucedió un hecho imprevisible: un ex militar reveló a la iglesia católica que en un antiguo cuartel castrense _al este de la capital_ habían enterrado a una persona, que inicialmente se creía que era el sacerdote colombiano Héctor Gallego, defensor de campesinos atacados por terratenientes afines al general Torrijos.

Pero pruebas de ADN descartaron que los restos se tratasen del sacerdote y resultó que eran del dirigente opositor.

La familia Portugal los recibió y les dio sepultura en agosto de 2000, aunque Patria debió corroborar el resultado con laboratorios en Estados Unidos tras surgir dudas entre los fiscales.

La nueva defensora del pueblo dijo que el descubrimiento la obligó a dejar sus estudios universitarios de Ciencias Políticas, para "ir a la guerra" contra el Estado.

Comenzó con la exposición de su caso ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) e 2001, pero el caso solo fue admitido un año después.

El organismo hizo un informe de fondo y en 2005 pidió al Estado panameño cumplir una serie de recomendaciones, como admitir la responsabilidad en el caso.

Pero "pasa el tiempo y el Estado pedía prórrogas para atender las recomendaciones, mientras teníamos la incertidumbre de si la Comisión llevaría al Estado a la Corte".

Pero la CIDH lo hizo y el 12 de agosto de 2008, la Corte _con sede en San José de Costa Rica_ condenó al Estado y lo obligó a resarcir económicamente a la familia Portugal, y consagrar como delito las desapariciones forzosas y la tortura, aceptar su responsabilidad y pedir perdón.

" Allí comienza la lucha después para que cumplan otra vez la sentencia", dijo Patria. " El gobierno de (Martín) Torrijos hizo un acto de reconocimiento internacional de la desaparición de mi padre (en 2009), pero nunca en ese acto pidió perdón... lo que fue una burla más".

El pedido de perdón llegó con el actual gobierno de Martinelli.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

Reportero Ciudadano: Envía las fotos y videos AQUÍ

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes