Desde 1908 a 1920 se escogían a los Presidentes de forma indirecta. Luego cambió a voto directo con la Ley 1 del 22 de agosto de 1916.