La pobre integridad estructural y la falta de airbags son los principales riesgos de para los pasajeros de los automóviles más populares en América Latina.