En su paseo nocturno correspondiente al Lunes de Carnaval, la Calle Arriba de Las Tablas presentó una alegoría denominada "Sueño de una noche de verano", una obra de teatro de Williams Shakespare.