El Carnaval de Las Tablas sorprende a panameños y turistas no solo por sus excesos y bellísimas mujeres, sino también por la elaboración de sus disfraces y carros alegóricos. Un ejemplo de eso es el carro que llevó a Andrea Valeria Batista Escudero, la soberana de Calle Arriba.