EFE

El científico colombiano Jorge Reynolds, que en 1958 creó el primer marcapasos de corazón, avanza en un nuevo diseño apoyado en nanotecnología que reduciría de 12.000 a 1.500 dólares el costo del equipo y convertiría en ambulatoria la intervención quirúrgica para su implantación.