AFP

El hallazgo en Bolivia de lo que podría ser la huella de un dinosaurio terópodo abelisaurio, uno de los más grandes del planeta, entusiasma a los paleontólogos locales.