AFP

Jerome Hamon ha tenido tres rostros durante su vida. Tras el fracaso de un primer trasplante de cara, realizado a causa de una enfermedad genética, se le practicó otra operación de ese tipo en enero y ahora aprende a vivir con su nueva "identidad".