EEUU Cine -  4 de febrero 2015 - 11:48hs

Alejandro González Iñárritu no renuncia a su libertad por Hollywood

A pesar de que parte como gran favorito de cara a la próxima edición de los premios Óscar gracias a su película 'Birdman', el mexicano Alejandro González Iñárritu sigue considerándose un "intruso" en Hollywood, algo que no le molesta lo más mínimo ya que sus planes no pasan por renunciar a su libertad para convertirse en el director más solicitado por los grandes estudios. "La única manera en que sé hacer [cine] es con absoluta libertad. No comprendo las condiciones de un producto corporativo siendo diseñado y obteniendo millones. Lo admiro, es genial, pero no sé cómo hacerlo. Tengo que tener el volante. Eso me ha dado la oportunidad de experimentar y explorar. Si estuviese en una cadena de montaje de película, no creo que fuera el mejor conductor. Haría que todo se estrellara", aseguró a Latin Times.

Pero para encontrarse de paso en la meca del cine, a Iñárritu no le está yendo nada mal. Además de acumular nueve nominaciones a los prestigiosos premios de la Academia de Cine puede presumir de algo todavía más impresionante: lograr que un actor de la talla de Michael Keaton abandone todo para subirse a un avión y volar miles de kilómetros únicamente para que él pueda explicarle en persona el guion de su próximo proyecto.

"Estaba haciendo otra película y mi agente me llamó. Me explicó de que se trataba pero añadiendo: 'No quieren explicarte exactamente de qué va'. Así que volé para encontrarme con Alejandro porque cualquier actor con sangre en las venas querría trabajar con alguien como él. He visto sus películas y soy un gran fan. Volé únicamente para hablar con él, pero no podía explicarme de qué iba la película que quería hacer, aunque lo estaba intentando de veras", comentaba divertido Keaton al portal Collider.com.