El que "Triple Frontier" haya nacido del equipo detrás de "The Hurt Locker" y "Zero Dark Thirty" no resulta sorpresivo. Tiene un tono similar sobre el sacrificio pocas veces recompensado de los soldados de élite estadounidenses. Pero es también un salto mayor en el género.

AP

Las oportunidades de trabajo rara vez divergen tanto como las de los ex soldados de la película de J.C. Chandor "Triple Frontier" (“Triple frontera”). Hay un vendedor de condominios y un contratista en una zona en conflicto en África, un empleado surtiendo estantes en Walmart y un agente combatiendo a un capo de la droga en Suráfrica.

Pero ese es exactamente el tipo de veteranos congregados por Santiago "Pope" García (Oscar Isaac), quien como ellos fue militar y trabaja ahora para una misteriosa compañía contratada vagamente por "un gobierno extranjero".

Publicidad

Con la promesa de esa vieja tentación — "un último trabajo" — y el potencial de recibir mucho dinero a cambio, García reúne a sus viejos amigos Tom "Redfly" Davis (Ben Affleck), William "Ironhead" Miller (Charlie Hunnam), Ben Miller (Garrett Hedlund) y Francisco "Catfish" Morales (Pedro Pascal) con poco problema. Tras pasar el pináculo de sus carreras, todos luchan por adaptarse a la vida civil. Davis es un agente de bienes raíces divorciado y bebedor con poco talento para vender casas. A Miller les están destrozando la cara en un cuadrilátero.

"Yo digo que merecemos más", le dice García a Davis. "Has recibido cinco disparos por tu país y no puedes pagar tu camión".

"Triple Frontier", que se estrena el 13 de marzo en Netflix, también se proyecta esta semana en salas de cine de Estados Unidos. El filme fue primero escrito por Mark Boal con la idea de que Kathryn Bigelow lo dirigiera. Ambos permanecen en el proyecto como productores ejecutivos y Boal como coguionista junto a Chandor.

El que "Triple Frontier" haya nacido del equipo detrás de "The Hurt Locker" y "Zero Dark Thirty" no resulta sorpresivo. Tiene un tono similar sobre el sacrificio pocas veces recompensado de los soldados de élite estadounidenses. Pero es también un salto mayor en el género.

Lleno de hombres, armas y escenas de acción, es el tipo de película orgullosamente macha que quizá resulte demasiado familiar para los cinéfilos _ aunque un thriller de tal presupuesto y elenco es algo más novedoso para Netflix.

"Triple Frontier" es tanto más como menos de lo que parece. El grupo se dirige a un país no especificado de Suramérica (el título se refiere a la unión de Brasil, Argentina y Paraguay) donde conjuran, con la ayuda de una infiltrada (Adria Arjona, sí, la hija de Ricardo Arjona), para vencer a un capo de la droga escurridizo llamado Lorea en su escondite en la jungla y quedarse con sus millones.