Panamá se despidió hoy de su afición al conquistar el tercer lugar de la Copa Centroamericana tras vencer por la vía de los penales a El Salvador (5-4), luego de que el partido terminara empatado a cero en los 90 reglamentarios.