Panameños y extranjeros colmaron las costas santeñas en el mundial de surf por ocho días. El presidente Martinelli clausuró el evento entregando medallas y trofeos a los ganadores.