primer ministro saliente de Italia, Mario Monti

Agencia EFE

Bruselas (EFE). El primer ministro saliente de Italia, Mario Monti, se mostró moderadamente satisfecho con el resultado de las negociaciones del presupuesto de la Unión Europea (UE) para los próximos siete años, con los que su país logra un beneficio comparativo respecto a otros socios comunitarios.

"Ha habido una mejora particularmente significativa si lo comparamos con la evolución del saldo de otros Estados miembros que, como nosotros, son contribuyentes netos", dijo Monti al término del Consejo Europeo que aprobó el presupuesto para el periodo 2014-2020.

Publicidad

Monti reconoció que los presupuestos han quedado "significativamente redimensionados" respecto a la propuesta original de la Comisión Europea (CE), la cual, según el mismo indicó, "habíamos defendido con convicción", por lo que afirmó que el acuerdo "no nos satisface completamente".

En este sentido, el dirigente italiano reconoció que Europa está siendo "en parte" contradictoria en sus ambiciones, al no dotarse de un presupuesto suficiente para responder a sus objetivos.

El futuro presupuesto ascenderá a 959.990 millones de euros para los compromisos y 908.400 millones como techo de pagos, lo que supone 34.000 millones de euros menos que en el periodo 2007-2013.

Aun así, el jefe del Gobierno italiano recordó que todavía es necesario llegar a un entendimiento con el Parlamento Europeo (PE), que podría vetar el presente acuerdo del Consejo, algo que valoró como una "posibilidad concreta", ya que, del mismo modo que Italia, la Eurocámara buscaba minimizar todo lo posible los recortes en el presupuesto.

En este sentido, reconoció el papel del presidente de la Eurocámara, Martin Schulz, a la hora de contener las exigencias de países del norte de Europa, como Reino Unido, Alemania, Holanda o Finlandia, que exigían unos presupuestos más austeros.

"Hemos intentado moderar y combatir una tendencia excesivamente restrictiva", apuntó Monti.

"Estoy satisfecho con el resultado. Hemos negociado duramente", consideró Monti, al tiempo que reconoció que varios colegas del Consejo le habían confesado que "Italia ha conseguido unos resultados bastante buenos".

Publicidad