AFP

Tras el escándalo de sus motores diésel trucados, Volkswagen confesó irregularidades también en motores de gasolina y se desplomó en la bolsa, donde ha perdido el 40% de su valor en seis semanas.