AFP

La Torre Eiffel cerró el miércoles por la tarde a causa de un conflicto entre la administración y los empleados que se quejan de que la nueva organización para entrar al monumento genera filas de hasta tres horas y amenazaron con una huelga el jueves.