AFP

Una histórica juguetería cercana al Rockefeller Center, inmortalizada en películas como “Mi pobre Angelito 2”, reabrió sus puertas adaptándose al mercado en el 2018.