Nicolás Maduro

AFP

Un día antes antes de que el demócrata Joe Biden se instale en la Casa Blanca, el gobierno republicano Donald Trump asestó el martes otro golpe a la Venezuela de Nicolás Maduro, cuya autoridad desconoce.

La administración Trump, que ha multiplicado en vano las presiones para sacar del poder a Maduro por considerar fraudulenta su reelección, sancionó a una red acusada de eludir el embargo estadounidense al petróleo venezolano.

Publicidad

El Tesoro anunció medidas punitivas financieras contra tres personas, 14 entidades y seis embarcaciones señaladas de integrar ese entramado, que según dijo tiene lazos con México.

El "régimen ilegítimo" de Maduro "sigue utilizando a (la empresa estatal) Petróleos de Venezuela SA (PDVSA) como su principal canal de corrupción para explotar y lucrar con los recursos naturales venezolanos", indicó el Tesoro en un comunicado.

El saliente jefe de la diplomacia estadounidense, Mike Pompeo, señaló que con esto se busca "limitar aún más las opciones del régimen ilegítimo de Maduro para vender petróleo".

"Continuaremos usando todo el peso del poder económico y diplomático de los Estados Unidos para promover la transición pacífica hacia una Venezuela nuevamente libre, próspera y estable", afirmó en una declaración.

El gobierno de Trump incrementó las sanciones económicas y la presión diplomática contra Caracas en enero de 2019, cuando reconoció como presidente interino al líder opositor Juan Guaidó, considerado la autoridad legítima de Venezuela por medio centenar de países.

Pompeo habló el lunes con Guaidó, a quien transmitió "el apoyo inquebrantable de Estados Unidos a su liderazgo", dijo la portavoz del Departamento de Estado, Morgan Ortagus.

"El secretario Pompeo reafirmó el compromiso de Estados Unidos con el pueblo venezolano mientras continúa enfrentando una de las peores crisis humanitarias del mundo creadas por el régimen ilegítimo de Maduro", señaló.

Desde Caracas, un portavoz de Guaidó dijo a AFP que el líder opositor espera seguir contando con el respaldo del gobierno del demócrata Joe Biden, que asumirá el miércoles.

"Creemos que será una relación de mucho respeto y de continuidad en el apoyo a nuestra causa democrática que pide elecciones libres y justas para presidente y Asamblea Nacional", aseveró.

En un foro virtual organizado por el Consejo de las Américas, Guaidó ratificó la semana pasada que la meta de la oposición para 2021 es "recuperar la democracia", lograr "elecciones libres" y atender la crisis humanitaria que ha provocado el éxodo de 5,4 millones de personas, según la ONU.

A pesar de la fuerte campaña de presión de Washington, Maduro se ha mantenido en el poder con el apoyo de los militares, así como de Rusia, China, Cuba y recientemente, Irán.

Biden ha dicho que Maduro es un "dictador", pero analistas creen que su enfoque hacia Caracas será más moderado y abogará por una mediación internacional para una gradual transición hacia un nuevo gobierno.

Las nuevas sanciones estadounidenses amplían las impuestas el 18 de junio de 2020 a personas y empresas en México señaladas de estar involucradas en la venta ilícita de petróleo venezolano, detalló la Oficina de Control de Activos Extranjeros (OFAC) del Tesoro.

"La medida de hoy está dirigida contra orquestadores y facilitadores adicionales con vínculos con la red de México que ha conspirado con el ministro de petróleo de Maduro, Tareck El Aissami, y el (empresario colombiano) inculpado de lavado de dinero Alex Saab, para negociar la venta de cientos de millones de dólares de petróleo venezolano", indicó.

Entre los principales sancionados figuran el italiano Alessandro Bazzoni, el hispano-venezolano Francisco D'Agostino, el suizo Philipp Paul Vartan Apikian, y las empresas Elemento Ltd, con sede en Malta, y Swissoil Trading SA, con sede en Suiza.

Buques y operadores marítimos que han transportado petróleo venezolano recientemente también fueron incluidos en la lista negra del Tesoro.

Están la naviera Fides Ship Management LLC, con sede en Ucrania, operadora de tres buques de bandera de Camerún y uno de Liberia; el venezolano Instituto Nacional de los Espacios Acuáticos e Insulares (INEA), propietario registrado de un petrolero de bandera rusa; y Rustanker LLC, ubicada en Rusia y dueña de otro petrolero de bandera rusa.

Las sanciones del Tesoro prohíben el acceso al sistema financiero estadounidense y bloquean todos los eventuales activos que los implicados tengan bajo jurisdicción de Estados Unidos.

Publicidad