EEUU Entretenimiento - 

Actor Tyler Perry es el padrino de Lilibeth, hija de Harry y Meghan

El actor Tyler Perry se hizo muy amigo de los duques de Sussex cuando les ofreció un lugar donde alojarse en Estados Unidos después de dejar la monarquía.

El actor y director Tyler Perry se hizo muy amigo de los duques de Sussex cuando les ofreció un lugar donde alojarse en Estados Unidos después de retirarse de sus funciones reales en 2020. El apoyo que les proporcionó no supuso un gran desembolso para él, porque cuenta con una fortuna valorada en mil millones de dólares y se le considera uno de los hombres más ricos de Hollywood, pero marcó una gran diferencia para Harry y Meghan. So solo les permitió quedarse en una de sus mansiones en California, también pagó su dispositivo de seguridad en cuanto el matrimonio dejó de contar con protección oficial costeada por Reino Unido.

En vista de la generosidad que demostró con ellos, no podían pensar en una persona mejor para convertirse en el padrino de su hija Lilibet, que nació en junio de 2021. El cargo es algo más que un mero título porque ambos esperan que el magnate se responsabilice de su bienestar espiritual.

"Me llamaron por teléfono y me dijeron: 'Bueno, nos gustaría que fueras el padrino de Lili'. Y yo aluciné. Tuve que tomarme un minuto para asimilarlo. Y pensé: 'Sería un honor'".

Lo único que les pidió el millonario producto fue que no le obligaran a ponerse un chaqué y codearse con los miembros de la monarquía, de los que no tiene precisamente una buena opinión después de ver cómo han tratado a sus amigos.

"Les volví a llamar y les dije: 'Eh, esperen un momento. ¿Significa que tenemos que ir al Reino Unido y hacer todo eso en la iglesia con la familia real y organizarlo todo? Porque no quiero hacerlo. Tal vez podamos hacer una pequeña ceremonia privada aquí y que eso sea todo, y si hay que hacerlo allí, pues no pasa nada". "Les volví a llamar y les dije: 'Eh, esperen un momento. ¿Significa que tenemos que ir al Reino Unido y hacer todo eso en la iglesia con la familia real y organizarlo todo? Porque no quiero hacerlo. Tal vez podamos hacer una pequeña ceremonia privada aquí y que eso sea todo, y si hay que hacerlo allí, pues no pasa nada".

La duquesa de Sussex recurrió a Tyler cuando estaba en su peor momento y había empezado a plantearse la posibilidad de abandonar sus responsabilidades institucionales. Fue él quien le hizo ver que no se trataba de una idea tan descabellada y a día de hoy no duda en afirmar alto y claro que tanto Harry como Meghan fueron víctimas de malos tratos.

"Decirle a Meghan que sentía que sus sentimientos eran válidos, me dolió. No quería tener que decirle eso, no quería que se sintiera así. Pero no quería mentirle. Tenía miedo de que la destruyeran o que se volviera loca, o que le hicieran creer que estaba loca".

En esta nota: