A la fecha, Panamá suma 932 defunciones por COVID-19 y unas 42 personas han fallecido en sus casas a causa del virus. El país acumula más de 47 mil contagios y el sistema de salud está a su máxima capacidad.