Los herederos cuentan cuáles son sus debilidades y fortalezas a la hora de prender el baile.