Nicole Kidman

Showbiz

La oscarizada Nicole Kidman ya era una actriz francamente popular y muy respetada en los años inmediatamente anteriores a su romance y posterior boda con Tom Cruise, con el que estuvo casada entre los años 1990 y 2001 y al que le une la paternidad de los jóvenes Isabella (25) y Connor (23), a quienes adoptaron poco después de pasar por el altar.

Por eso no debería resultar demasiado sorprendente que la intérprete asegure ahora que su mudanza a Hollywood de hace dos décadas tenía mucho más que ver con el amor que sentía por su ya exmarido que por un supuesto deseo de impulsar su ya consolidada carrera artística.

Publicidad

"Me vine aquí a Los Ángeles porque estaba profundamente enamorada y me acababa de casar. Yo siempre tomo mis decisiones en función de lo que me dicta el corazón, por lo que todo lo demás ha de girar siempre alrededor de eso", ha explicado la estrella australiana en conversación con la revista Variety.

En las últimas semanas, la reputada artista ha venido hablando con más frecuencia de lo habitual sobre los aspectos más positivos y ventajosos de haber estado casada con el astro de Hollywood, del que llegó a reconocer que le hacía sentirse "protegida" ante posibles intentos de acoso sexual en la meca del cine. Y, curiosamente, pese a que en su momento Tom Cruise y ella se erigieron claramente en la pareja de moda en la crónica social y no paraban de copar portadas y titulares en la prensa del corazón, Nicole Kidman está convencida de que la presión y el escrutinio que soportan tanto ella como su actual marido, Keith Urban, es mucho más intenso ahora debido a la esfera virtual.

"Si echo la vista atrás y lo comparo con la situación actual, creo que tampoco existía tanto interés sobre nuestra vida. En esa época no teníamos redes sociales y los paparazzi no nos perseguían de una forma tan exagerada. Definitivamente teníamos un mayor control sobre lo que se publicaba y decía de nosotros", ha aseverado a la misma publicación la también madre de las pequeñas Sunday (10) y Faith (7).

Publicidad