EEUU Famosos -  28 de agosto 2019 - 11:05hs

Chris Brown se emociona en el primer día de colegio de su hija

Los últimos rumores acerca de la vida privada de Chris Brown apuntan a que estaría esperando su segundo retoño un niño junto a la última novia que se le había conocido, su ex Ammika Harris, pero él no ha querido confirmar ni desmentir esa noticia.

Por el momento parece que prefiere cederle todo el protagonismo a su única hija, Royalty, para celebrar el inicio de su experiencia escolar y reconocer que los últimos cincos años se le han pasado en un abrir y cerrar de ojos desde que un día se enterara por sorpresa de que iba a tener una hija.

"El primer día de colegio de mi bebé.¿Dónde ha ido a parar todo este tiempo? Estoy muy orgulloso de ti, cariño", ha escrito el artista en su cuenta de Instagram junto a una fotografía de Royalty con el uniforme puesto y una llamativa mochila rosa casi tan grande como ella ya preparada para su nueva aventura.

Aunque el debut en la paternidad del rapero no estuvo exento de accidentes, debido principalmente a que su relación con la madre de la pequeña se había limitado a un romance de una noche y a que él dudó de que fuera el padre de la criatura hasta que una prueba de ADN así lo confirmó, a día de hoy ella se ha convertido en su prioridad absoluta.

La dinámica entre Chris y Nia, sin embargo, ha sido una fuente constante de tensiones: el año pasado, sin ir más lejos, volvieron a verse la cara en los juzgados cuando ella le reclamó 250.000 dólares en concepto de pagos atrasados por la pensión de manutención de la niña, que según sus cálculos debería de ascender a 21.000 dólares mensuales para poder cubrir sus necesidades básicas, en lugar de "limitarse" a los más de seis mil que había recibido hasta aquel momento.

El intérprete se negó en redondo a desembolsar esa cantidad, alegando que temía acabar malcriando a Royalty si se le daba todo lo que pedía y recordando además que él ya pagaba su guardería privada, sus facturas médicas y el salario de su niñera y sus viajes y regalos varios, pero al final acordó aumentar la cifra hasta algo más de 9.000 dólares.