Kaley Cuoco junto a su marido Karl Cook

Showbiz

Aunque ella suele ser quien recibe todas las críticas por sus ocurrencias descabelladas, Gwyneth Paltrow no es la única estrella de Hollywood que lleva un estilo de vida poco convencional, si por eso se entiende incluir a su ex Chris Martin en sus vacaciones o no convivir con el productor Brad Falchuk durante los primeros meses de su matrimonio.

Kaley Cuoco también optó por no mudarse a la misma casa que su pareja Karl Cook ni siquiera después de que se dieran el 'sí quiero' en verano de 2018.

Publicidad

En su caso, la razón por la que no viven todavía bajo un mismo techo no tiene nada que ver con la "polaridad" de su relación sentimental, que Gwyneth trataba de proteger no pasando todo su tiempo libre con su marido, sino que responde a motivos puramente prácticos.

La actriz de 'The Big Bang Theory' puso a la venta hace unos meses su mansión de California y ha preferido no trasladarse a la vivienda de Karl mientras espera que surja un comprador dispuesto a desembolsar los casi cinco millones que pide por la propiedad para no hacer las maletas dos veces.

Puede que no todo el mundo hubiese optado por esa solución, pero a ellos ese arreglo les ha funcionado de maravilla."Lo importante en esta vida es encontrar un equilibrio", ha apuntado Kaley en declaraciones al portal Extra.

"Estamos construyendo todavía la casa de nuestros sueños, y eso es maravilloso. Muy pronto estaremos juntos en nuestro hogar definitivo, pero por ahora las cosas nos han ido muy bien de esta manera. No me supone ningún problema nuestra actual situación".

Publicidad