EEUU Famosos -  15 de octubre 2019 - 12:44hs

Antoni Porowski se sentía más a gusto con su cuerpo cuando se acostaba con mujeres

Puede que su rol oficial en la serie de Netflix 'Queer Eye' sea el de experto culinario, pero Antoni Porowski también ha trabajado como modelo y actor gracias a su innegable atractivo físico.

Sin embargo, en la vida real hay días en los que se despierta sintiéndose como "un montón de basura" y su propia autoestima sufrió un sinfín de altibajos durante sus veintitantos cuando empezó a salir con otros hombres hasta llegar por fin a un punto en que se siente lo bastante seguro de sí mismo como para publicar las fotos sin camiseta que ahora abundan en su Instagram.

"Creo que cuando más cómodo me he sentido con mi cuerpo fue en la época en que mantenía relaciones con mujeres porque no había una sensación de comparación. Éramos diferentes... Fue en mi primera relación con un chico cuando empecé a mirarme a mí mismo y a pensar: 'Mis bíceps no son tan grandes como los suyos o 'mis piernas son más largas, ojalá mi torso también lo fuera'", ha explicado en una nueva entrevista a la edición británica de la revista Glamour.Su salto a la fama también ha influido notablemente en la relación tan particular que mantiene con su propia imagen, como él mismo ha reconocido en su honesta conversación con la publicación.

"Desde que se estrenó la serie, he reducido radicalmente el consumo de lácteos en mi día a día y eso ha cambiado mucho mi cuerpo. Soy alguien que adora el queso, pero estar constantemente frente a las cámaras y a veces te ves desde un ángulo concreto y piensas: '¿De dónde ha salido esa papada?'", admite.