La hija de la princesa Ana se plantea mudarse a Australia con su familia

SHOWBIZ

La hija de la princesa Ana lleva siete años residiendo durante parte del año en Australia para cumplir con sus obligaciones como embajadora de la iniciativa Magic Millions Racing Women que busca fomentar el rol de las mujeres en el mundo de la hípica como criadoras de caballos.

Por norma general, su marido, el jugador de rugby retirado Mike Tindall, y ella pasan el mes de enero repartiendo su tiempo entre la Costa Dorada y Sídney y no descartan mudarse allí de manera permanente en un futuro siguiendo el ejemplo de otra pareja de royals como Enrique y Meghan, que se rumorea que están buscando una segunda vivienda en Estados Unidos.

Publicidad

"Probablemente no sucederá mientras aún esté compitiendo. Me resultaría un poco difícil ir y venir cada día", ha bromeado Zara en una nueva entrevista a la publicación Now To Love. "Pero en cuanto se acabe mi carrera como jinete... creo que sí lo haríamos. Si se presentara una oportunidad adecuada, nos lo plantearíamos, sin duda".

En unas semanas, la familia viajará de nuevo a ese país acompañada por primera vez de su hija pequeña Lena, de 18 meses, y podrán comprobar si ella se adapta tan bien como su hermana mayor Mia a un estilo de vida que ha seducido por completo a sus padres. Cambiar durante unas semanas el frío propio del invierno en Gloucestershire, donde han establecido su hogar, por el sol australiano y las jornadas de playas siempre resulta agradable para el matrimonio, que puede disfrutar allí de un anonimato relativo con el que no cuentan en Reino Unido.

"Me parece que la gente se lo toma todo con más calma y les encanta bromear. A nadie le da vergüenza iniciar una conversación y llevan un ritmo más tranquilo. Para mí es un lugar maravilloso y disfrutamos mucho cuando estamos en Australia", ha reconocido Mike.

Publicidad