EEUU Famosos -  18 de marzo 2020 - 15:36hs

Denise Richards relata su difícil regreso a casa desde España

La actriz se encontraba en España rodando, junto a Jane Seymour, una nueva serie de época para la televisión estadounidense, pero tras la cancelación del rodaje vivió todo tipo de complicaciones para volver a su país

Al igual que ocurrió el pasado viernes con Orlando Bloom, quien tuvo que abandonar la ciudad de Praga tras la suspensión del rodaje de su serie 'Carnival Row' y volver a Estados Unidos, donde ahora se somete a un período de cuarentena preventiva, la actriz Denise Richards no lo tuvo precisamente fácil para regresar a su país procedente de España, donde se encontraba grabando un nuevo drama ambientado en la Edad Media, llamado 'Glow and Darkness' y coprotagonizado por Jane Seymour.

La intérprete ha explicado al portal de noticias 'Extra' que no llegó a estar del todo convencida sobre la viabilidad de su viaje a Los Ángeles debido a las numerosas restricciones que, para el tráfico aéreo y terrestre, han venido adoptando diversos gobiernos con el objetivo de frenar la expansión del temido coronavirus. En su caso, su vuelo de British Airways se disponía a hacer escala en Londres cuando el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, anunció la inclusión en su veto del Reino Unido e Irlanda.

"Fue verdaderamente surrealista nuestra situación en el avión, porque en medio del vuelo nos enteramos de que la prohibición también se aplicaba al Reino Unido. Mi principal cuestión era: ¿qué se supone que van a hacer los trabajadores del avión si nos quedamos aquí atascados?", ha rememorado la artista, exmujer de Charlie Sheen, en su conversación con el citado medio.

"Me llevó un par de días regresar finalmente a casa, debido a la escala de Londres. Cuando aterrizamos en LAX [el aeropuerto internacional de la ciudad californiana], nos hicieron pruebas y nos tomaron la temperatura. No salimos hasta pasado un buen rato", ha añadido la artista sobre los imprescindibles controles establecidos como medida preventiva.

Tras instalarse en su hogar y recuperar relativamente la normalidad, Denise tuvo que hacer todo un ejercicio de pedagogía con sus hijas Sam (16) y Lola Rose (14) -fruto de su extinto matrimonio con el intérprete- para tranquilizarlas y, al mismo tiempo, concienciarlas sobre la necesidad de extremar las precauciones higiénicas y evitar el contacto social en estos tiempos tan difíciles.

"Les he dicho que esto pasará y que no pueden entrar en pánico. Estamos viviendo algo inédito en todo el mundo, algo que nunca habíamos experimentado antes, y tenemos que seguir las órdenes y recomendaciones que nos den las autoridades", ha revelado.

FUENTE: SHOWBIZ

En esta nota: