La rivalidad entre pandillas es una realidad en los barrios de Panamá, por eso los jóvenes de San Miguelito decidieron contar esta historia.