El Infiltrado se fue hasta las instalaciones de la Corte Suprema, donde se estaba llevando a cabo una manifestación en contra de la corrupción.