El infiltrado se dio una vuelta por los desfiles del 10 de noviembre y puso a todos a gozar con sus ocurrencias.