AFP

Como otros miles de migrantes venezolanos, los Mendoza Landinez viajaron a contrarreloj para llegar a Perú antes de que se venciera el plazo para entrar sin pasaporte. La AFP los acompañó durante tres días en una travesía de 2.700 kilómetros que los llevó a cruzar tres países.