AFP

Cuenta con 17 pisos, más de 300 habitaciones y todo el lujo de un hotel cinco estrellas. Lo peculiar es su ubicación: fue construido dentro de una enorme cantera abandonada en China, lo que representó un importante desafío arquitectónico.