Los Biden llevan un mueble inesperado a la Casa Blanca

AP

Hay una cuna en la Casa Blanca del presidente Joe Biden.

En la residencia familiar de la planta alta, se ha preparado una para el nieto más joven del presidente, Beau Biden Jr. Nació el año pasado y es hijo de Hunter Biden, hermano de Beau Biden, quien murió de cáncer de cerebro en 2015 cuando tenía 45 años.

Publicidad

La mención de la cuna apareció en una entrevista del presidente con la revista People, en la cual dijo que el Senado debe juzgar al expresidente Donald Trump porque la Cámara de Representantes lo sometió a juicio político debido al asalto al Capitolio, en el que murieron cinco personas.

“Si no, es una burla al sistema”, dijo Biden en su primera entrevista en la Casa Blanca desde su investidura el 20 de enero.

Biden duda que suficientes republicanos —se necesitan al menos 17— se sumen a los demócratas para declarar culpable a Trump de incitar a sus seguidores a tomar por asalto el Capitolio el 6 de enero en un intento de impedir la certificación del triunfo electoral del demócrata.

Biden, él mismo un exsenador, no ha dicho si el Senado debería declarar culpable a Trump, pero en la entrevista dijo que “no tengo aspiraciones de venganza”.

“Mi tarea es tratar de sanar el país y avanzar, porque creo que tenemos muchísimas oportunidades como país”, dijo en fragmentos de la entrevista anticipados el miércoles.

Reiteró su promesa de que ningún miembro de su familia trabajará en su gobierno.

“Manejaremos esto como el gobierno de (Barack) Obama y Biden”, dijo. Nadie de nuestra familia ni de nuestra familia extendida participará de ninguna actividad gubernamental ni de política exterior. Adicionalmente, nadie tiene una oficina en esta casa”.

Biden hizo esa promesa durante la campaña presidencial de 2020, cuando Trump y otros republicanos intentaban introducir como tema electoral los negocios de Hunter Biden en el exterior. Trató de diferenciarse de Trump, cuya hija Ivanka y yerno Jared Kushner eran asesores de alto nivel de su gobierno.

Biden fue senador por el estado de Delaware durante 36 años. Obama, senador por Illinois y Biden resultaron elegidos presidente y vice, respectivamente, en 2008.

Biden relató en la entrevista una anécdota de cuando rechazó el consejo de un contador, que le había dicho que podía cobrarle al Senado parte de la gasolina que gastaba en el auto familiar.

Biden dijo que su respuesta al contador fue: “Así es como lo veo yo: la línea de tiro libre está a 15 pies del cesto. Nunca dejes que me acerque a menos de 17 pies porque se trata de la confianza de la gente”.

“Y debemos reconstruir esa confianza en el gobierno”, acotó Jill Biden, quien se sumó a su esposo en la entrevista para la edición del 15 de febrero, que llegará a los puestos de periódicos el viernes, días antes del comienzo del juicio a Trump en el Senado.

Publicidad